ZANAHORIAS, ALBARICOQUES Y MELÓN

Hidratan e iluminan la piel

Son un concentrado de betacaroteno, un pigmento natural de color naranja. Si lo tomas todos los días conseguirás un color ligeramente bronceado. Te da también luminosidad, favoreciendo la hidratación de la piel. Estimula la producción de melanina, el pigmento del bronceado.

Puedes comerlos crudos o cocidos, porque el betacaroteno no se altera. Prueba a tomar las zanahorias con salsa de yogur, el melón con jamón y los albaricoques como postre.

PARA VARIAR: El mango y el melocotón tienen los mismos beneficios.

ESPINACAS, PIMIENTO ROJO, TOMATE

Protegen de las agresiones del sol

El tomate es nuestra mejor fuente de licopenos, un antioxidante que lucha contra los radicales libres ocasionados por los rayos UV. Los grandes consumidores de salsa de tomate tienen menos quemaduras de sol. El licopeno actúa en sinergia con los betacarotenos y la vitamina C, nutrientes presentes en cantidad apreciable en las espinacas y los pimientos.

Tómalos crudos o cocidos, aliñados con un poco de aceite. Para aprovechar mejor el licopeno, prepara el tomate cocido. Adereza los platos con limón y hierbas frescas, ricos en vitamina C.

SABER MÁS: La sandía es rica en licopenos. Brécol y fresas tienen mucha vitamina C.

FRAMBUESAS, MORAS Y ARANDANOS

Tónicos naturales antiarrugas

Según recientes estudios, el consumo regular de frutas rojas en la dieta retrasa la aparición de arrugas. En efecto, las antocianinas (antioxidantes) presentes en estos frutos mejoran la elasticidad y la densidad de la piel. Evitan también los eritemas (dilatación de los vasos), reforzando la resistencia de los pequeños vasos sanguíneos de la epidermis.

Se toman crudos con el fin de aprovechar al máximo sus beneficios. Hay que consumirlos muy frescos, solos o acompañados de algún producto lácteo (nata, yogur).

ALTERNATIVAS: 
La grosella negra, uno de los frutos con más vitamina C (200 mg/100 g) y las ciruelas rojas.

Toda la información que brindamos es general por naturaleza; recuerde que esta información por sí sola, no puede reemplazar los cuidados de la salud o los servicios humanos que usted pueda necesitar. Solo brindamos un servicio de información y de referencia, por favor consulte al profesional de la salud que le trata sobre cualquier preocupación que tenga sobre su propia salud.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad